jueves, 19 de junio de 2014

Las necesidades del hombre del futuro


Hoy en la calle escuché a un nene pidiéndole a la madre que le compre figuritas. No, le dijo su mamá, prefiero comprarte galletitas. Pero no quiero galletitas, quiero 
figuritas, insistía el nene. La señora tiene una economía que cuidar y haciendo un balance se entiende que considere mejor que el nene se alimente. Pero las galletitas son una mierda y las figuritas son alimento para el alma. El niño tal vez gracias a la negativa, busque figuritas por el resto de su vida. La sensación de ausencia de figus en esa tarde post cole, el hueco que nunca se llena. Ninguna galletita es lo suficientemente dulce, señora, el hombre del futuro necesita símbolos.


Tomado de su muro de facebook