viernes, 11 de abril de 2014

Mi freak favorita y el amor

Domingo, 8 de diciembre de 2013

El Matarreyes y La Doncella: ¿Habrá romance en Vientos de Invierno?


Hace unos días, comentábamos con La Reina Any, en Facebook, la posibilidad de que Martin les tenga preparada una historia de amor al Matarreyes y a La Moza. Aunque en este blog hemos conjeturado sobre posibles contenidos en Winds of Winter, este ángulo no lo hemos explorado realmente. La posibilidad de un romance entre Jaime y Brienne es una inquietud muy legítima para troneros, jaimeras y, por supuesto, shiperos de esa pareja dispareja.

(tumblr.com)


Antes de meternos de lleno en el terreno de la hipótesis, quiero explicar algo. El shipeo es una actividad fantástica y terapéutica, pero también puede ser muy frustrante. En esta era en que las redes sociales nos permiten compartir el “shipping” también recibimos más rápido el garrotazo del desencanto, cuando escritores y productores destruyen nuestras ilusiones románticas.

¿Cuántas lágrimas no se derramaron  cuando Stephanie Meyer separó para siempre a Bella de Jacob? ¿Cuántas palabras de frustración no se han escrito porque Harry Potter no se casó con Hermione o Luna? Yo misma pasé horas de angustia hace unas semanas cuando casi me confirman (como siempre Radio Rumor, única fuente posible) que  los escritores de Revolution podrían convertir a Charlie en “el hijo perdido” de Bass Monroe. Por suerte, en IMDB me recordaron que las edades no calzaban y seria cronológicamente imposible.

Por frívolos y ridículos que parezcan esos temores shiperos  han existido desde siempre. Uno de los pilares del feminismo, Simone de Beauvoir, relata en el primer volumen de sus reminiscencias, Memorias de una joven formal, la fascinación que experimentó al descubrir la amistad de Jo y Laurie en Mujercitas, y la seguridad de que esa amistad cristalizaría en boda. Como por aquel entonces (al igual que en mi época), Mujercitas se vendía en dos volúmenes diferentes a Beauvoir le tomaría un tiempo descubrir que Laurie se casaba con Amy y no con la hermana de ésta, revelación que le causaría una profunda decepción.

Winona y Christian como Jo y Laurie (digitalspy.com)


Tenemos que estar preparados para que no se cumplan las esperanzas forjadas alrededor de la Canción de Hielo y Fuego. Desde el comienzo sabemos que Martin mata a sus personajes, aunque sean protagonistas. Pero de igual manera hace evolucionar a villanos, lleva secundarios a roles protagónicos y resucita cadáveres.

Con esa certeza, aunada a que Ser George jamás mata si no es necesario para avanzar su trama, podemos seguir aguardando momentos satisfactorios y sorprendentes de esta saga. ¿Abarca esa esperanza un romance futuro para Jaime y Brienne? Mi respuesta es afirmativa y la baso en pistas halladas en el texto mismo.

(deviantart.com)


Es evidente que “Juego de Tronos” no le apuesta a ese romance. El año pasado descubrieron nuestro grupo shipero, jugaron con nuestras expectativas porque les convenía, pero eso ya es pasado. A Weiss&Benioff les gusta Brienne como personaje auxiliar, no como heroína de su propio relato. Por eso les creo a los rumores de que abreviarán su historia para dedicar espacio y recursos a otros personajes a los que le tienen más fe. Tengo la impresión de que creen que la hora de Jaime y Brienne fue superada en La Tercera Temporada y ahora querrán darle mayor protagonismo a Dany, Jon y Sansa.

Allá ellos. Lo que nos importa es Martin, y Ser George anda rugiendo más que un león Lannister. El asegura que escribirá la novela que siempre ha planeado, que le importa un bledo lo que hagan en HBO, que sus personajes seguirán la línea que su imaginación ha trazado. Eso es ya un tremendo aliciente para nuestra imaginación “jaimeras”, porque Martin quiere a Jaime  y a Brienne, los respeta como personajes y fue él quien por primera vez se imaginó que ellos (o al menos La Doncella) podrían enamorarse.

(8track.com)


No pretendo saber lo que pasó por la cabeza del autor ni conocer su proceso creativo, el cual solo conocen su mujer, sus gatos, Tata D-s y el mismo, pero puedo aplicar mi entrenamiento de crítica literaria al texto y sacar algunas conclusiones. No sé si Martin comenzó Juego de Tronos a sabiendas que Jaime-mata-niños era un héroe camuflado, o se le ocurrió en el camino. Lo concreto es que al final de Tormenta de Espadas, Mi Sol y Mis Estrellas es tan protagonista como su hermano, y en términos de heroísmo, casi eclipsa a Jon Snow. Creo que Martin tiene mucho que contarnos sobre Jaime todavía y que al Matarreyes lo esperan cien aventuras.

Lo dicho no excluye que La Muerte no tenga cita con Jaime. Puede que él sea el Valonqar, puede que muera de acuerdo a la profecía de Cersei de que dejarán el mundo juntos, puede que lo alcance la venganza de Daenerys o puede que morir sea el único modo en que expié sus crímenes. Sin embargo, estoy casi segura que su fin llegará en la última entrega, no antes.

(gameofthrones.wikia.com)


La muerte de Jaime no descarta la posibilidad de un romance anterior a su deceso. Romance, matrimonio, hasta otros hijos. Mi seguridad se basa en lo ocurrido con otros “asesinados” por Martin. Rhaegar tuvo a Lyanna, Jon (si esta muerto lo que es improbable) tuvo a Ygritte, El Rey del Norte tuvo a su Jayne,  Khal Drogo tuvo a Daenerys, hasta Renly tuvo a Ser Loras. Es como si Martin celebrara la vida otorgándoles suerte en el amor a sus futuras víctimas.

Para mi el amor más solido de esta historia ha sido el de Ned y Cat, y ambos murieron. Incluso hay una justicia irónica en que Lysa Arryn, asesina de su marido, consiga su deseo mas intenso, casarse con el amor de su vida...y que éste la mate. Con lo dicho no me sorprendería que Martin diese esa última felicidad a Jaime. Después de todo es un personaje que nuestro Gordito quiere, tal como quiere a La Moza.



(tumblr.com)


Para Weiss&Benioff, La Doncella de Tarth cumple dos funciones: ser una maquina asesina y servir de acompañante de Jaime. Esas no fueron las funciones que le otorgó su creador. Cuando Martin nos la presenta en Choque de Reyes, lejos estamos de imaginarnos que su historia entroncará alguna vez con la del Matarreyes. Brienne es un personaje desclasado, una freak, a pesar o debido a su condición de guerrera. A través de los ojos de Catelyn vemos la tragedia de La Moza, su vida pasada y su amor por Renly. Es por eso que no creo que muera a manos de Lady Stoneheart, porque debe cumplir su juramento de matar a Stannis.

(Tumblr.com)


Cuando Martin convirtió a Brienne en la protectora de Jaime, no creo que le pasara por la cabeza un posible romance. Pero puedo estar equivocada, puesto que ese sueño de Jaime, antes de rescatarla,  no surge de la nada y su inclusión no es fortuita.


(tumblr.com)


















Quienes hayan leído esos capítulos que circularon por la red del manuscrito original de Festín de Cuervos recordarán que Martin no incluía nada que indicara que La Doncella estaba enamorada. Sin embargo, en su revisión, Martin introdujo todos esos detalles tan románticos que nos muestran a Brienne alucinando con Ser Jaime. Tampoco olvidemos como Jaime recuerda a La Moza, y su encontrón con Puerco Ronnet.

(fanpop.com)


Con lo dicho me parece que Martin ha más que sembrado la posibilidad de una relación romántica entre El Manco y Brienne, La Bella. Aparte que Brienne representa a la redentora, lo opuesto a Cersei, la seductora. Sin saberlo, Jaime ya se debate entre ambas.

(tumblr.com)


Por ultimo, alejémonos del texto y vayamos a una fuente directa. La ficción siempre debe ser analizada en su entorno, que abarca el momento que vive el autor. El contexto personal del escritor siempre influye en su obra. Cuando Martin publica Festín de Cuervos, lleva tres décadas viviendo con Parris McBride, a quien conoce desde hace 36 años y con quien ha convivido desde su divorcio en 1979. Si ese tipo de relación no merece el nombre de “matrimonio” no conozco entonces el significado de la palabra.

Ser George y Lady Martin  (fancueva.com)



En el 2011, año en que se publica Danza con Dragones y sale al aire “Juego de Tronos”, Martin lleva su relación a un nivel más alto. Se casa con Parris ¡no una sino dos veces! Una ceremonia sencilla en febrero, y una boda gigante con motivos celtas en agosto. El hecho de tirar la casa por la ventana a estas alturas demuestra que Martin tenía/tiene dos cosas en la mente: fe en compromiso y fe en el romance. Y es en ese estado mental que ha estado trabajando en Winds of Winter. Lo que nos da esperanzas de que encontraremos evidencias de romance y compromiso en su obra, ¿y qué mejor exponente de esos dos términos que la pareja conformada por El Matarreyes y La Doncella?